El European Research Council (ERC) ha otorgado a la profesora Cristina Canal uno de las ayudas ‘Proof of Concept’, destinados a acercar al mercado los adelantos en investigación de frontera. Con esta ayuda, la investigadora del Departamento de Ciencia e Ingeniería de Materiales de la UPC evaluará la viabilidad de llevar al mercado una nueva terapia para tratar el osteosarcoma, con menos efectos secundarios, y que permite la regeneración ósea.
El osteosarcoma es una enfermedad rara –supone menos del 0,2% de todos los cánceres que se diagnostican–, que afecta principalmente niños y adolescentes: representa el 2% de todos los cánceres que se diagnostican en niños de 0 a 14 años y el 3% de los que se diagnostican en adolescentes de 15 a 19 años. Mejorar la supervivencia de los pacientes con osteosarcoma es uno de los retos que se encaran desde el mundo médico y científico, puesto que la tasa de supervivencia es del 30% en pacientes con tumores metastáticos.

La terapia estándar para tratar el osteosarcoma consiste a extirpar todo el tumor con márgenes negativos, la resección de áreas óseas más grandes que el mismo tumor, para asegurar que no restan células cancerosas al lado del tejido eliminado. Ahora, la profesora e investigadora Cristina Canal, ninguno del PlasmaMedLab del Departamento de Ciencia e Ingeniería de Materiales y docente en la Escuela de Ingeniería de Barcelona Este (EEBE) de la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC), gracias a uno de las ayudas Proof of Concept (Poco) de la European Research Council (ERC), podrá avanzar en el desarrollo de una nueva terapia para el cáncer de huesos, que evita los efectos secundarios de los tratamientos convencionales –como, por ejemplo, la quimioterapia– y que a la vez permite la regeneración ósea cuando ha habido resección quirúrgica del tumor.
Con el proyecto TRANSFORMER (por las siglas de Transforming bone cancer therapy with composite biomateriales encapsulating plasma-generated RONS) se desarrollará un producto que une por primera vez biomateriales para la regeneración ósea con un tratamiento innovador basado en hidrogeles tratados con gas plasma, que inducen la muerte de las células cancerosas.

«Queremos acercar nuestra tecnología hacia el mercado porque un día esta terapia pueda llegar a beneficiar los pacientes», explica la investigadora Cristina Canal. Y añade que la ayuda le permitirá «avanzar en el desarrollo de esta nueva tecnología, preparándola para el desarrollo clínico y, a la vez, explorar la viabilidad comercial del producto y diseñar un plan de negocio que proporcione una hoja de ruta para atraer inversores».
Convocados por la ERC, las ayudas Poco suponen disponer de unos recursos adicionales para poner en práctica el potencial innovador y comercial de las ideas generadas a partir de investigaciones que previamente ya han sido distinguidas por la ERC. Dotados con un importe de 150.000 euros, estas ayudas forman parte de Horizon Europe, el nuevo programa de investigación e innovación de la Unión Europea.

Fuente de información: UPC.

Este proyecto está cofinanciado por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).